LATEST NEWS

Prostitutas indias numero de prostitutas en el mundo

prostitutas indias numero de prostitutas en el mundo

Se estima que unos Explotación sexual e infantil; las peores formas de esclavitud moderna se concentran en las 14 calles de Kamathipura, colmadas de enjambres de criaturas entre el olor a falta de intimidad y pobreza suburbial.

Con terapia y educación, las chicas han aprendido a no avergonzarse de su pasado. La llevaron a trabajar a Kamathipura cuando era menor. Ella no sabía que era un burdel. Tres generaciones de mujeres de su familia sobrevivieron en el slum de la prostitución. Bajo la promesa de trabajo y arrancadas a edades prematuras de otros estados indios o países vecinos como Nepal y Bangladesh, las esclavas sexuales son encarceladas y prostituidas por los dalals —proxenetas— hasta que alcanzan edades superiores a los 25 años.

Numerosas organizaciones no gubernamentales intentan mitigar los estragos de la esclavitud sexual en Kamathipura. Bien colaborando con la policía en denuncias y arrestos. Bien ofreciendo alternativas de trabajo a las prostitutas, o refugio y educación a los menores que viven en el burdel. Eso nos motiva a soñar lo que queremos hacer con nuestras vidas, como el resto del mundo.

Pero el sistema de Kranti le ofreció otras alternativas; terminó sus estudios y ahora imparte talleres de percusión y cuentacuentos en las que explica su historia de lucha personal para ayudar a los alumnos. Las adolescentes de Kamathipura también participan en voluntariados y han viajado a Nepal, Buthan o Estados Unidos como parte de su formación.

Estadounidense de 30 años con orígenes indios, Robin llegó a Mumbai después de ser expulsada de las fuerzas aéreas americanas por su condición sexual, y en Kamathipura entrenó a su agitador ejército de adolescentes: Amrin Shaikh, de 15 años, mueve las manos con vehemencia.

Alumna con las mejores calificaciones de su promoción, Amrin es sordomuda pero elocuente; y lo demuestra preguntando una y otra vez si se ha hecho entender. La misma confianza que desprenden el resto de hijas de Kamathipura. Sólo empañada por el recuerdo de sus madres, algunas de las cuales ya murieron en el slum de la prostitución. Una vacilación que dura apenas segundos. Sheetal insiste en una idea, repiqueteando como sus dedos sobre la piel de tambores y djembés: Bombay 27 JUN - Contrajo matrimonio con solo 12 años, pero su vida era tan horrible que decidió huir.

Un hombre la encontró mendigando en la calle y luego la vendió en Kandapara. Papia quedó huérfana muy joven y tuvo que contraer matrimonio siendo niña. Ella y su marido comenzaron a traficar con heroína para sobrevivir, pero fueron detenidos y enviados a prisión. Cuando su pena estaba a punto de acabar, conoció a una mujer que la introdujo en el burdel. Aquí puedes ver a Sumaiya que ha sido golpeada en un ojo por uno de sus clientes novios, Titu, quien quiere casarse con ella a pesar de su negativa.

Titu se siente celoso de los otros clientes de Sumaiya, entre los que se incluyen sus propios amigos de la infancia. Ella también confiesa tener sentimientos encontrados, ya que Titus se ve con otras damas del burdel. Kajol no sabe bien la edad que tiene, cree que unos 17 años.

Se casó con 9 años, pero después su tía la vendió al burdel. Solo dos semanas después de dar a luz, volvió a trabajar en el Kandapara. El negocio no es el mismo desde que tuvo al bebé. Shefali es hija de otra trabajadora sexual.

Nacida y criada en el burdel, trabaja en él desde los 9 años y atiende a unos 20 o 25 clientes al día. No cobra, recibe 3 comidas al día y algunos regalos de vez en cuando. Porque, incluso si la prostitución es legal en el país, l a edad en que se ejerce y que muchas de ellas sean vendidas es un crimen del que se hace oídos sordos.

Un problema muy complicado que debe saberse para que, gracias a la presión internacional, sea pronto abordado.

prostitutas indias numero de prostitutas en el mundo Hasta los 80 no podían ir al colegio porque los estudiantes eran registrados con el nombre de su padre y los descendientes de devadasis son ilegítimos. Las redes de prostitución también impiden el fin de las devadasi. Esta transacción suele hacerse con la connivencia de la propia familia, que ve imposible proporcionarle un futuro digno a las pequeñas y prefiere creer la promesa de un futuro mejor. Las niñas se inician en el trabajo sobre los 12 años o incluso antes, la mayoría procedentes de familias pobres o vendidas como esclavas. Con el paso videos de prostitutas amateur prostitutas robot tiempo se convirtieron en cortesanas para ricos amparadas por el manto de la religión.

Pero es un discurso articulado con seguridad serena. Su firmeza se ampara en un alegato desprovisto de dudas que sólo el insondable ejercicio de la memoria ha transformado en constructivo. Tras el tormento y la piedad, Shweta estudia psicología para ayudar a otras niñas que han sido violadas.

Masticada y paladeada por ella misma, su historia es ejemplo de superación para muchas audiencias y le ha valido el reconocimiento internacional de 25 menores de 25, mujeres jóvenes ejemplares , junto a otras como la activista y Premo Nobel de la Paz paquistaní Malala Yousafzai.

Pero las listas siempre se quedan cortas. Nominado al Premio Profesor Global —conocido como el nobel de enseñanza—, las chicas, de 12 a 21, años no quieren ser beneficiarias de proyectos de desarrollo, sino agentes del desarrollo mismo.

La integran Nilofar, de 22 años, que trabaja como profesora y quiere estudiar turismo para dedicarse a la hostelería. Cada una con sus sueños personales, pero todas unidas por un pasado del que no escapan. Sólo huyen de la condescendencia. Puede que la gente tenga pena de nosotras. Shaddra y el resto de integrantes de Kantri vivieron su niñez y adolescencia atrapadas en el sistema de esclavitud que rige Kamathipura.

Abigarradas y promiscuas, sus calles esconden alrededor de 7. Se estima que unos Explotación sexual e infantil; las peores formas de esclavitud moderna se concentran en las 14 calles de Kamathipura, colmadas de enjambres de criaturas entre el olor a falta de intimidad y pobreza suburbial. Con terapia y educación, las chicas han aprendido a no avergonzarse de su pasado. La llevaron a trabajar a Kamathipura cuando era menor.

Ella no sabía que era un burdel. Tres generaciones de mujeres de su familia sobrevivieron en el slum de la prostitución. Bajo la promesa de trabajo y arrancadas a edades prematuras de otros estados indios o países vecinos como Nepal y Bangladesh, las esclavas sexuales son encarceladas y prostituidas por los dalals —proxenetas— hasta que alcanzan edades superiores a los 25 años. Numerosas organizaciones no gubernamentales intentan mitigar los estragos de la esclavitud sexual en Kamathipura.

Bien colaborando con la policía en denuncias y arrestos. Un reto nada sencillo. Las niñas se inician en el trabajo sobre los 12 años o incluso antes, la mayoría procedentes de familias pobres o vendidas como esclavas. Muchas son hijas de otras trabajadoras nacidas y criadas en Kandapara.

Comienzan trabajando a cambio de cama, alojamiento y comida para alguna madame. No tienen derechos, ni sueldo y, como mucho, reciben ropa de regalo si el día se ha dado bien. Tras 5 años de servicio, las jóvenes son ascendidas en la escala social del burdel , recibiendo un porcentaje de sus ganancias y la posibilidad de elegir a sus clientes.

Después de marcharse con él, fue vendida a un burdel. Bonna comenzó a ser violada por su padrastro cuando tenía 7 años y a los 10 escapó de casa para alejarse de él. Sola y sin medios para valerse por si misma empezó a trabajar en el burdel. Hoy elige sus propios clientes y tiene 2 habituales. Tuvo que dejar de ir a la escuela porque sus compañeros la acosaban por ser hija de una trabajadora sexual. Antes de unirse a la empresa, bailaba delante de los clientes.

Contrajo matrimonio con solo 12 años, pero su vida era tan horrible que decidió huir. Un hombre la encontró mendigando en la calle y luego la vendió en Kandapara. Papia quedó huérfana muy joven y tuvo que contraer matrimonio siendo niña.

Ella y su marido comenzaron a traficar con heroína para sobrevivir, pero fueron detenidos y enviados a prisión. Cuando su pena estaba a punto de acabar, conoció a una mujer que la introdujo en el burdel.

0 thoughts on “Prostitutas indias numero de prostitutas en el mundo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *